Delivery
4541-2125

LLamar

Local

De lunes a viernes al medio día, ofrecemos servicio de almuerzo hasta 200 personas con menú y bebias incluidas para casamientos, reuniones de trabajo, cumpleaños, etc...

No hay duda, lo que nace y se hace con pasión no falla. Tres amigos de la infancia con olfato gastronómico por antecedentes familiares abrieron este lugar que es mucho más que una parrilla libre. Su primer local de Núñez –en Larralde y Grecia- conquistó en diez años los mismos corazones y paladares que hoy los visitan en Urquiza, donde amigos de la casa hacen cola para ocupar una mesa los fines de semana.
El salad bar bien concebido domina el salón en dos plantas, con sabios y curtidos parrilleros a la vista. Terraza acondicionada y un simpático rincón infantil conducido por dos jóvenes amables contempla el bienestar de familias enteras, que confían a sus hijos mientras comen y ellos se divierten.
Por un solo billete por persona los clientes dan rienda suelta al carnívoro que todos llevamos dentro. Achuras y cortes de calidad llegan en su punto hasta que uno dice basta, porque no solo de carne vive el hombre. Solo hay que probar las pastas para comprobarlo.
Amasadas bajo la receta de Doña Elsa (madre de Nico, del trío fundador) salen tan bien como las empanadas y los postres, también de su factura, con garantía asegurada.
Variada carta de vinos y bebidas por litro atajan mesas numerosas.
La esmerada atención de mozas amabilísimas acompaña el servicio en todo momento.
Comer a la carta sigue siendo económico, rendidor y sabroso. Porque esa es la filosofía de El Arriero, un refugio cálido y humano, donde los sentidos versos de la famosa canción de Atahualpa cobran verdadera dimensión.

Contacto

Reservas únicamente por teléfono.